Categorías
Venezuela

¡Cruda revelación! Lo que está pasando con los cadetes en la Academia Militar no tiene nombre

El video de un cadete conversando con los estudiantes durante la marcha del pasado 21 de noviembre desata una ola de críticas. Expertos militares critican la actual formación de cadetes y alféreces en las academias militares venezolanas.

El cara a cara de los estudiantes y los cadetes

Se sigue hablando en la institución armada venezolana y entre militares retirados sobre lo que ocurrió en la marcha de los estudiantes universitarios y el cara a cara con cadetes de la Academia Militar de Venezuela.

“Fue demasiado el impacto”, manifiesta un coronel del Ejército. “Se usaron a los cadetes como escudos humanos. Aquí lo que ocurrió es que los generales mandaron a los cadetes a hacer el trabajo que ellos no se atrevieron a hacer. Si eso no es cobardía, ¿cómo se llama? Ese alférez mayor habló con torpeza y pobreza en el lenguaje. Y no quiero señalar lo del uniforme mal llevado”.

Parece que de repente muchos oficiales se dan cuenta de la preparación de los futuros oficiales de la Fuerza Armada. Para un general de división “lo ocurrido es lo más grave que he visto en el terreno militar”. Le pregunto ¿tanto así?

“Si, allí ocurrió, de facto, la eliminación del Art. 328, en otras palabras, se suspendió la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para los militares. Cada vez que algo de esa magnitud ocurre, hay que preguntar, ¿Cuál será el próximo paso y cuál es el objetivo?”.

Manifiesta que “si hay una nueva Constitución, ¿ganará beligerancia política y además de votar podrán optar a cargos de elección pública? Muy pero muy grave lo que ocurrió, tanto como la miopía política del liderazgo. Hugo Chávez siempre uso escudos humanos y sus seguidores los emplean también”, dijo refiriéndose al uso de los cadetes.

La formación en las academias militares no es como la de antes

Un escrito del Cnel. Fernando Falcon Veloz, causó muchos comentarios entre militares activos y retirados. “Llegar a ser Alférez Mayor, es decir, el cadete más destacado del cuarto año de cualquiera de las Academias Militares en Venezuela (Guardiamarina Mayor se le llama en la Armada, pero aplica lo mismo) es el sueño de todo cadete que ingresa a cualquiera de los Institutos Militares”.

A su juicio “los actuales oficiales, según haya sido la duración de su período de formación han visto en funciones y convivido con alrededor de 3, 4 o 5 de esos ejemplares de la excelencia. Debe ser el mejor estudiante, deportista excepcional, de aptitud física destacada, de extraordinario comportamiento moral y de poco común destreza militar. En suma, el Alférez Mayor, es el compendio de lo que se espera de una formación militar ideal”.

Narra el coronel que tuvo oportunidad de ver a cuatro Alféreces Mayores en su proceso de formación. “La excepcionalidad marcial y académica de Guaicaipuro Lameda Montero, además extraordinario gimnasta. La inteligencia nata y práctica de Alcides Rondón, la capacidad reflexiva y serena de Oswaldo Contreras y la fortaleza moral y bonhomía de Francisco Usón Ramírez”.

“Con cada uno de ellos me unen distintos pero profundos y duraderos lazos de amistad. Con todos ellos he discutido sobre asuntos militares y Políticos en su debida oportunidad. En todos reconozco profundidad en la reflexión, calidad en la argumentación y criterio propio… un poco más tarde conocí a otro excepcional Alférez Mayor, el que rompió el récord de notas histórico en la Academia Militar, el que obtuvo el primer puesto en todos sus cursos militares y en la Especialización en Derecho y Política Internacional en la UCV (Universidad Central de Venezuela). Inteligencia, reciedumbre de carácter y lealtad personal a toda prueba; me refiero a Igbert Marín”.

El polémico video del cadete en la marcha de los estudiantes

En alusión al video donde se observa al cadete que polemizó con los estudiantes universitarios en la marcha deel 21 de noviembre, dice el coronel Falcón Veloz:

“Hace unas pocas horas vi el producto de la decadencia de la otrora profesionales Fuerzas Armadas venezolanas. Un alférez mayor (minúsculas a propósito) balbuceante, con vocabulario medio, repitiendo consignas de carácter político y pretendiendo aleccionar sobre política a Estudiantes de Ciencias Políticas”.

“Mientras eso ocurría, un Alférez Mayor, de excepcional calidad académica y fortaleza Moral, Luis Ramón Castellanos Hurtado (Promoción 1984, GB Juan Gómez Mireles) trata de sobrevivir en el exilio y, en una ergástula del régimen, el antiguo Alférez Mayor Igbert Marín Chaparro (promoción Cnel. Miguel Antonio Vásquez, 1999), incomunicado, maltratado y tal vez torturado, paga con su libertad y su integridad física el delito de haber sido fiel a su juramento de servir a Venezuela. No hay poder humano que haga que se perdone tanto daño, tanta ignominia y tanta vergüenza… en que han convertido al ideal del Alférez Mayor”, finaliza diciendo el Cnel. Fernando Falcon Veloz.

Responden los generales por el video del militar en la protesta estudiantil

La respuesta del general Oswaldo Manuel Contreras Maza, ex jefe de CITGO, y quien fuera el alférez mayor de la promoción “GB Francisco Carabaño” de 1976, fue: “Mi estimado amigo Fernando, gracias por tu defensa de la majestuosidad de la máxima jerarquía a la que puede aspirar un cadete. El compromiso moral que conlleva el haber llevado en los hombros esas tres estrellas es de por vida y obliga. Solo me atrevería a agregar algo. Los Jefes Militares de antes NUNCA habrían permitido la participación de cadetes en eventos de políticos. La política no es su centro. Un abrazo”.

Lo que respondió el general Guaicaipuro Lameda Montero, ex presidente de PDVSA, egresado de la Academia Militar, como alférez mayor de la promoción 1974 “General en Jefe José Ignacio Pulido”: “Fernando, al igual que Oswaldo te agradezco tus comentarios sobre la figura del Alférez Mayor, en mi experiencia personal, recibir esa distinción representaba un compromiso institucional de ejemplo y moralidad”.

“Esas enseñanzas las recibíamos de quienes la ostentaron antes que nosotros. Recuerdo a un Adelso Pérez Ramírez, con quien compartí dormitorio y litera en la primera compañía, un Antonio Navarro, Jorge Zedan y más antiguos como Ismael Guzmán, por nombrar algunos y durante el ejercicio de la carrera otros que te guían para mantenerse en ese camino. Entre ellos un Juan Torres Serrano, Jacobo Yépez Daza, José Santana Quevedo”.

“Tuve bajo mi mando a Ronald Blanco, pero ya estaba en el proceso de captación de jóvenes para la conspiración. Razones las había, pero las cosas se torcieron y nuestra Casa de los Sueños Azules dejó de serlo y se convirtió en la cuna de la revolución. Hoy no podemos esperar que en esa casa nazca algo distinto a lo que estamos viendo”.

Agrega el general Lameda que “hubo una larga complicidad silente, muchos lo veían, pero lo dejaban pasar, ahora nos asombramos de las consecuencias. Pensemos en quienes eran los Alféreces Mayores en tiempos cuando Vásquez Peña era director de la AMV y las cosas que allí ocurrieron. Recuerdo la frustración del General Troconis Peraza quien siendo comandante del Ejército pidió a Lusinchi que sacara ese General de la Amil y no le fue posible. Luego nombraron a Orozco Graterol (también Alférez Mayor) y la historia no fue buena”.

“Vendrá el tiempo de reconversión, el del imperio del código de honor y los valores morales positivos. Es cosa de tiempo, hoy no sabemos ni cuando, ni como, pero vendrá. El bien siempre se impondrá sobre el mal. Pero requiere de la acción contundente de los buenos para gestar la reversión y así nuestra casa será nuevamente la de sueños azules”, finaliza el mensaje del general Guaicaipuro Lameda.

Con información de Infobae