Categorías
Sociales

De los casinos a la energía solar, los indígenas americanos apuestan por otra fuente de ingresos

A lo largo de EE. UU. surgen docenas de nuevos proyectos de energía eólica y solar en terrenos de los pueblos indígenas americanos. Algunos consideran este nuevo esfuerzo por potenciar las energías renovables como una vuelta a la naturaleza. El año pasado EE. UU. concedió más de seis millones y medio de dólares a 11 comunidades indígenas para proyectos de desarrollo de energía eólica y solar en ocho estados. En el otoño, se espera la instalación de un proyecto de energía solar de 110 megavatios en la reserva indígena Pine Ridge en Dakota del sur. De igual modo, se ha anunciado un proyecto en la reserva del río Moapa en Nevada que se estima podrá producir 500 megavatios de electricidad que podrían abastecer 180.000 hogares.

Sin duda se está produciendo un cambio; y las comunidades indígenas, conocidas por potenciar sus ingresos con sus conocidos casinos y con la venta de tabaco sin impuestos, buscan ahora otras fuentes de ingresos a través de nuevos proyectos.

Los proyectos de energía renovable ofrecen una cantidad de ingresos regular a largo plazo y con una liquidez predecible. Han sido acogidos de forma muy positiva por estas comunidades por tratarse de una opción ecológica que además trae otros beneficios como la creación de empleo, electricidad de bajo coste y contratos para abastecer a toda una región.

Igualmente se ha podido demostrar el impacto en la economía que genera el sector de los casinos, en el que muchas comunidades indígenas han invertido y, en los últimos tiempos, los juegos de apuestas en línea. Combinar las apuestas con industrias como el deporte ha demostrado ser un cóctel ganador que puede contribuir de forma importante al producto interior bruto de un país. En el caso de EE. UU. se han realizado estudios que indican que la legalización de las apuestas deportivas a nivel nacional podría aportar beneficios al PIB del país de entre 11 y 14 billones de dólares. La realidad es que estas apuestas llevan tiempo haciéndose de forma extraoficial y parece que solo hay ventajas en la legalización de esta práctica.

Es un sector que sigue y seguirá en auge a pasos agigantados gracias a los avances en el mundo de la tecnología. Cada vez más, con nuevos diseños, los mejores casinos en línea como Jackpot City Casino ofrecen más y más opciones de juego, una experiencia cada vez más personalizada, posibilidades ilimitadas y sensaciones cada vez más reales gracias al uso en los últimos tiempos de la realidad virtual. Ya es posible sentir la experiencia de jugar en un casino con la comodidad de no moverse del sofá, las ventajas de la atención personalizada, resultados en tiempo real y juegos ilimitados sin los inconvenientes de un casino tradicional. El usuario es único y toda la experiencia gira en torno a él. El mundo de los casinos está cambiando y los casinos tradicionales ya no son la única opción disponible.