Saltar al contenido

Destapan el verdadero trabajo de Melania Trump en la Casa Blanca

Para muchos la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, por su forma de hacer política, causó un grave impacto. En medio de las polémicas, muchos se preguntan si el trabajo de Melania Trump en la Casa Blanca es igual de contundente.

¿Cuál es el trabajo de Melania Trump en la Casa Blanca?

Según las fuentes oficiales Melania se hizo cargo de diversos planes para mejorar la Casa Blanca y asegurar que las áreas que corresponden al museo estén en óptimas condiciones para que sean visitadas. Al respecto, McLaurin, presidente de la Asociación Histórica de la Casa Blanca declaró:

“Esas habitaciones siempre deberían verse lo mejor posible y estaban muy descoloridas y realmente tenía que hacerse el trabajo”.

Entre las principales restauraciones que hizo están el cambio de la tela de la pared que cubría la sala roja, la colocación de cortinas en la Sala Verde y el cambio de los muebles de la Sala Azul. Las mismas terminaron antes de la visita de Estado que hizo el primer ministro australiano Scott Morrison y su esposa Jenny. La pareja estuvo presente en una cena que ofreció Trump en su honor el pasado viernes 20 de septiembre de 2019.

La tela de la sala roja fue cambiada y la habitación quedó con un aire completamente nuevo.

Proyectos históricos

Melania supervisó este proyecto de restauración, que le fue heredado de administraciones pasadas, poniendo principal interés en la historia. Hay que destacar que cada año, el Comité para la Preservación de la Casa Blanca le solicita un millón y medio de dólares. Lo hace a la Asociación Histórica para la preservación del inmueble que es oficina y casa del presidente de Estados Unidos, así como museo, de hecho, este último recibió alrededor de 500 mil visitantes este año.

La sala Azul tuvo un importante cambio de muebles.

Una de las partes más interesantes del trabajo de Melania es la recuperación de objetos históricos del Salón Azul, también conocido como Suite Bellangé. Esto que en 1817 el presidente número cinco de los Estados Unidos, James Monroe, adquirió muebles y piezas para decorar esta habitación del ebanista francés Pierre-Antonie Bellangé.

Además, en 1860 fueron subastadas por lo que en el espacio dejaron solamente reproducciones. En los últimos años, la Casa Blanca logró recuperar 10 piezas de la habitación original, costo que superó los 450 mil dólares y que se inició en la administración de Michelle Obama.

Fuente: Quién