Saltar al contenido

La relación del príncipe Andrés y Sarah Ferguson da un giro

Los conflictos entre los duques de York y los otros miembros de la realeza están lejos de terminar, pero eso no significa que los presuntos planes románticos del príncipe Andrés y Sarah Ferguson estén arruinados.

Esta semana se conoció que la exposa del tercer hijo de Isabel II abandonó de manera precipitada la residencia en Balmoral. Lo hizo debido a la inesperada llegada del duque de Edimburgo, con quien lleva una pésima relación desde su divorcio en 1996. Lo impresionante es que la expareja cambió de destino para poder estar juntos.

¿El príncipe Andrés y Sarah Ferguson están juntos?

De acuerdo con el diario británico The Sun, los duques llegaron en un avión privado al aeropuerto de Malaga y de ahí, continuaron el viaje en automóvil hasta Sotogrande, donde pasarán unas privadas y románticas vacaciones.

Según la revista Vanity Fair España, este es uno de los destinos favoritos de Fergie, quien cada año viaja a este lugar para pasar sus vacaciones. Ahí disfruta de la playa, juega golf y asiste a algunos retiros, a los que en ocasiones es acompañada de la marquesa de Milford Have y su esposo, George Mountbatten, primo de la reina Isabel II.

Medios especulan que los duques de York retomaron su relación después de 20 años.

Este viaje vendría a confirmar que cada vez está más cerca una reconciliación entre ellos, luego de las últimas declaraciones de Fergie, donde aseguró que Andrés era el príncipe más guapo de todos y tras darse a conocer que los ex esposos siguen compartiendo el mismo hogar, tras más de 20 años de haber firmado el divorcio.

La insistencia de estar juntos en este momento, puede apuntar a las recientes publicaciones que involucraban al príncipe Andrés con Jeffrey Epstein, acusado de tráfico y explotación sexual. Aunque la Casa real negó rotundamente que el hijo menor de la reina esté involucrado en el caso, todas las miradas siguen sobre él, luego de que Epstein amaneciera muerto en su celda a causa de un supuesto suicidio.

Fuente: Quién