Categorías
Venezuela

¡Pillado! Luis Vicente León le quita la careta a Maduro con la dolarización

A Nicolás Maduro se le viene encima la economía y tal parece que ya aprueba la dolarización en Venezuela. Recientemente el gobernante dio “gracias a Dios” por el fenómeno con la divisa estadounidense. El analista político Luis Vicente León explica los motivos del líder del régimen.

León, presidente de Datanálisis, habla sobre un proceso de “primitivización severa de la economía venezolana”.

Fenómeno que, a su juicio, “no está produciendo cambios políticos sino procesos de adaptación económica que dividen a la población entre una minoría que se va (emigra) y una mayoría que se adapta y busca subsistir”.

El también economista advierte que masificar el uso de divisas funciona como “válvula de escape” para la economía venezolana. Sin embargo, “no significa que este proceso, sin planificación, ni formalización, camine a rescatar equilibrios, desarrollo y bienestar”.

LVL descubre por qué Nicolás Maduro aprueba la dolarización

“Lo que sí es verdad es que Maduro, al reconocer el fenómeno de masificación de facto, sin planificación y desordenado, del uso de divisas para rellenar el vacío que dejó el bolívar ante su pulverización, está ejecutando el sabio dicho que reza: si no puedes contra él…únetele”, subraya Luis Vicente León.

Pero aclara que, ese reconocimiento del uso de divisas por parte del régimen, “ante su incapacidad de sostener el valor del Bolívar”, no implica una dolarización formal de la economía, “sino un permiso para la dualizacion de facto de la economía”.

El Petro no es una criptomoneda real

Asimismo, León indica que “el Petro no es una moneda ni una criptomoneda real y no servirá para minimizar la masificación de las divisas. Es más bien un artificio contable para fijar los valores referenciales de la economía (y los impuestos) al dólar, sin reconocerlo”.

Explica que “la economía doblegó la visión controladora de un Estado que perdió su capacidad de manipulación y chantaje al sector privado. Y este sector comienza a buscar alternativas fácticas para subsistir frente a la crisis. No se llama recuperación sino subsistencia”.

Fuente: Punto de Corte