"> Diosdado Cabello también estaría involucrado en transición sin Maduro Saltar al contenido

Vinculan a Diosdado Cabello en plan conspirativo contra Maduro

Tras estallar el escándalo de un supuesto complot para ejecutar una transición sin Maduro y sin Guaidón, surge un nuevo y revelador dato.

Según el trabajo publicado por el diario ABC, Diosdado Cabello también tiene las manos metida en el plan que ha generado polémica.

El plan para la transición sin Maduro y sin Guaidó

Apenas unas horas después que reaccionara en rueda de prensa desde Bogotá, un lastre recayó sobre Humberto Calderón Berti, recién removido de su rol como representante diplomático del presidente interino Juan Guaidó ante la República de Colombia.

Un supuesto borrador de sentencia del Tribunal Supremo venezolano, el presidido por el magistrado Maikel Moreno, lo señalaba como jefe de una transición política. Esto ocurriría tras retirar de sus cargos a Nicolás Maduro y a Juan Guaidó.

El supuesto borrador fue referido en sus redes por la periodista Carla Angola. Ella destacaba que tal movimiento «habría» sido producto de pactos entre el ex embajador en Colombia y los alfiles del régimen venezolano, Maikel Moreno y el ministro de la Defensa de Nicolás Maduro, General Vladimir Padrino López.

En tono respetuoso y también a través de redes sociales, Humberto Calderón Berti se deslastró de aquella carga ante Carla Angola. No sólo señaló no haber formado parte de alguna conspiración que traicionara la confianza del presidente interino Guaidó, sino que además recomendó a la periodista consultar estos presuntos acuerdos con los verdaderos protagonistas del intento de alzamiento militar del 30 de abril de este año contra el jefe del régimen venezolano, Nicolás Maduro.

El Diario ABC de España reabre el tema, con el agregado de que habría sido el segundo a bordo del régimen venezolano, el capitán Diosdado Cabello, quien activó por intermedio de su compañero de golpe de estado en 1992, capitán Carlos Aguilera, los contactos con grupos opositores para finalmente traicionar también a su jefe político, Maduro, a quien separarían involuntariamente de su «silla en Miraflores».

El silencio de Guaidó

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, no ha emitido opinión alguna sobre este supuesto plan conspirativo a sus espaldas. Tampoco sobre las razones precisas que condujeron a la remoción de su embajador en Colombia.

Humbreto Calderón Berti, quien también se manifiesta carente de información clara sobre los motivos de su destitución, ha referido públicamente que tal vez haya tenido que ver con la investigación que solicitó a las autoridades colombianas. Esto lo hizo por la supuesta distracción de fondos que debieron ser usados para la atención de militares que cruzaron la frontera el 23 de febrero y dieron la espalda a Nicolás Maduro.

A continuación reproducimos la versión publicada por el diario ABC de España, firmada por Gaby Ponte:

«Con suma cautela y discreción, el brazo fuerte del chavismo y algunos miembros de la oposición democrática exploraron durante los últimos meses una nueva vía para desalojar a Nicolás Maduro del poder. A cambio, el actual presidente interino, Juan Guaidó, también sería sacrificado. Los contactos se mantuvieron entre los meses de abril y octubre pasados, y tuvieron lugar en al menos cuatro países.

Los implicados por parte chavista fueron nada más y nada menos que Diosdado Cabello, número dos del régimen; Vladimir Padrino, ministro de Defensa; y Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo. A través de intermediarios contactaron con el entonces embajador de Guaidó en Bogotá, Humberto Calderón Berti, en una serie de encuentros en los que planificaron una Junta Constitucional de Transición que pusiera fin a la parálisis política y económica, y a la grave crisis humanitaria que vive Venezuela.

Fuentes consultadas por ABC revelaron que esta «tercera vía» para un cambio político ajena a Maduro y al presidente interino, Juan Guaidó, empezó a gestarse con posterioridad al pronunciamiento del 30 de abril, cuando el líder opositor Leopoldo López fue liberado de su arresto domiciliario con ayuda del entonces jefe del Servicio de Inteligencia, Cristopher Figuera, y hubo un conato de sublevación.

En la supuesta trama participaban el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) chavista, Maikel Moreno; el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, y el exembajador de Guaidó en Colombia, Humberto Calderón Berti. Todos ellos por medio de emisarios extranjeros, estarían planificando una salida ordenada de Maduro de Venezuela y el establecimiento de una Junta de Transición durante un período de 18 meses a partir de su juramentación ante la Asamblea Nacional. Para lograrlo había que articular varias fuerzas chavistas que se reparten el poder político en el país».

Fuente: ABC