EP | MundoEEUU¡Confesiones para llevar! Sacerdote ofrece servicios como no imagina

¡Confesiones para llevar! Sacerdote ofrece servicios como no imagina

Tras la ola de coronavirus, un sacerdote en EEUU decidió ofrecer confesiones a las personas desde sus carros.

Los estadounidenses siempre han utilizado las ventanillas de sus autos para hacer compras de alimentos, pago de servicios u otras necesidades. Esta vez un sacerdote de la Iglesia Católica, les da la oportunidad para que hagan las confesiones desde la seguridad de su automóvil.

Confesiones en automóviles en EEUU

Uno de los países afectados con la ola de contagios por coronavirus es EEUU, sin embargo, el sacerdote Scott Holmer, decidió ofrecer su tiempo para que los fieles puedan confesarse en las calles.

Con un letrero que guía hacia donde está ubicado, espera pacientemente el párroco de la Iglesia St Edwards Church en Bowie, un pequeño pueblo a 20 kilómetros de Washington DC.

Asimismo, él espera a los fieles que quieran hacer el sacramento, de lunes a sábado. Mientras tanto, los automovilistas pasan y le comentan sus pecados al padre Holmer, quien luego de brindarles algunas palabras de aliento, les da la absolución. 

Imagen del padre Holmer confesando a sus feligreses a través del automóvil

Al sacerdote Holmer se le ocurrió esta idea luego de ver como en Corea del Sur, le hacían pruebas a las personas por el Covid-19 desde sus automóviles.

“La diócesis canceló a todas las misas para frenar la propagación de la infección. Así que dije, me pondré en el estacionamiento, y de esa manera puedo evitar contagiarme y la gente puede evitar cualquier transmisión. Es al aire libre, por lo que hay un flujo de aire y todas esas cosas buenas”, agregó.

No obstante, este domingo 22, a través del Twitter oficial del vaticano, aseguraron que la máxima autoridad de la Iglesia, el Papa Francisco, absolvió desde su balcón a todos los feligreses en el mundo de sus pecados.

Por otra parte, el padre Holmer, asegura que las personas se han mostrado muy agradecidas de ser capaces de recibir el sacramento.

Cabe destacar que el sacerdote de 40 años, está tranquilo pues cree no estar contagiado con el virus, y en caso de estarlo, se pondrá en cuarentena.

Redaccion
Redaccion
Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad, es por eso que si deseas citar o reproducir total o parcialmente este artículo te pedimos que añadas un enlace de vuelta a este sitio web.