Skip to content
Inger Mendoza pasó por lo peor: sufrió una gran pérdida

Inger Mendoza pasó por lo peor: sufrió una gran pérdida

Reveló haber sufrido un aborto espontáneo

La bailarina Inger Mendoza reveló que abortó hace varios años un hijo del cantante venezolano Miguel Ignacio Mendoza, mejor conocido como Nacho.

Este domingo 22 de marzo, Inger Mendoza, la exesposa del cantante venezolano Miguel Ignacio Mendoza, mejor conocido como Nacho, reveló que perdieron a un hijo hace varios, previo al nacimiento de Mathías.

Inger Mendoza abortó

A través de su cuenta en la red social Instagram, Inger contó su terrible experiencia al tener un aborto espontáneo al inicio de su tercer embarazo.

La entonces pareja estaba en la búsqueda de un tercer hijo; pero Inger lo perdió y solo en ese momento se enteró de que llevaba varias semanas de embarazo.

Creo que no quise decir nada porque supe del embarazo cuando ya había sucedido la pérdida. No me dio mucho tiempo de ilusionarme”, reconoció.

Además describió el momento en el que se enteró de que había perdido al bebé: “Fuí al médico y cuando me hicieron el eco se vio la bolsita formada pero vacía”.

View this post on Instagram

Acabo de leer un post de una amiga en donde comparte que sufrió una pérdida a las 8 semanas de embarazo. Cuando llegué a la frase: “lo más importante cuando sucede algo así es honrar al bebé y darle el puesto que se merece, no ignorar lo sucedido” se me puso el corazón chiquito porque yo, de alguna manera, lo ignoré. También cuenta en su texto que no todas hablan de eso, y es verdad, yo tampoco hablé. Matías es un bebé arcoíris. Cuando estábamos buscando tener un tercer bebé, pasó. Creo que no quise decir nada porque supe del embarazo cuando ya había sucedido la pérdida. No me dio mucho tiempo de ilusionarme. Recuerdo que empecé a sangrar y no entendía por qué y decidí con todo y el sangrado hacerme una prueba y dio positiva. Nos emocionó ver el resultado pero yo repetía que no me sentía embarazada, que no entendía cómo decía positivo si yo no sentía nada. Fui al médico y cuando me hicieron el eco se vio la bolsita formada pero vacía 💔 Según el doctor, tenía probablemente, apenas unas cinco o seis semanas. Nunca había visto esa imagen y debo confesar que es bastante desoladora. Siempre había algo en esa bolsita las veces anteriores. Ese mismo vacío lo sentí en el alma y quería llorar. Pero repetía en mi mente: “¿cómo te vas a sentir así? No puedes estar triste por esto, aún no sabías del embarazo. No pasa nada, no tiene sentido que quieras llorar”. Pero sí, me sentí triste y mucho. Después de luchar contra mi tristeza por unos cuantos días, lloré sin consuelo y sin entender aún lo que sentía. Nunca hablé de ti, nunca te di tu puesto, pero eres mi tercer bebé y aunque hayas vivido tan poquito tiempo dentro de mí, ese puesto es tuyo, mi bebé estrella 🌟 No son tres. Son cuatro. Te quiero, Rich @richellelehrer. Gracias por compartir tu experiencia y sí, tienes razón, quizás deberíamos hablar más sobre esto ❤️ Pronto tendrás tu bebé arcoíris 🌈. Un abrazo para @samuelitos22

A post shared by Inger (@ingermendoza) on

La madre de Miguel, Santiago y Mathías, explicó que el doctor estimó en ese momento que tenía entre cinco y seis semanas de gestación.

“Nunca había visto esa imagen y debo confesar que es bastante desoladora”, señaló en referencia al ecograma.