EP | MundoMundoLa costosa casa de Pablo Escobar que todavía se usa en Medellín

La costosa casa de Pablo Escobar que todavía se usa en Medellín

Una casa del reconocido capo de la droga colombiano Pablo Escobar sigue en pie y es usada en Medellín para el esparcimiento de las personas.

Pablo Escobar fue un narcotraficante colombiano fundador del cartel de Medellín, reconocido por el trasiego mundial de cocaína en la década de 1970 y por su incursión en la política de su país en los 80, para poder disfrazar sus actividades delictivas.

Casa de Pablo Escobar sigue en pie en Medellín: cuesta 10 millones de dólares

En ese tiempo, tal era la cantidad de riqueza económica que se estimaba que Escobar pudiera tener, que la revista Forbes lo colocó como el hombre más rico del mundo por siete años consecutivos.

No es de sorprender que pudiera adquirir una propiedad valuada en $10 millones de dólares en Medellín, entre muchas otras tantas que se le adjudican.

https://www.instagram.com/p/B03TPeBjqaS/?utm_source=ig_embed

https://www.instagram.com/p/91nO9Twtxy/?utm_source=ig_embed

Es usada como campo de juegos de paintball

En la actualidad, a 26 años de su muerte, la propiedad de 8 hectáreas ubicada en la localidad de Guatapé, al este de Medellín, y que llevaba por nombre “Manuela”, en honor a una de sus hijas, no sólo está en ruinas por el bombardeo que, en 1993, Los Pepes ocasionaron al tratar de eliminar al narcotraficante, sino que además puede ser visitada por los turistas para jugar paintball.

https://www.instagram.com/p/BjiO5-qlOH3/?utm_source=ig_embed

La mansión fue construida con paredes de doble muro, para ocultar entre ellos dinero en efectivo y cocaína, y contaba con una discoteca privada, una piscina, una casa de huéspedes, un muelle de hidroaviones, canchas de tenis y un campo de fútbol, utilizado para aterrizar helicópteros.

La propiedad, hoy en manos del Estado, es utilizada para que turistas no sólo puedan conocer parte de la mansión debido a que algunos interiores están restringidos, sino para que se sientan en todo un campo de guerra entre sus ruinas al jugar con pistolas de pintar por alrededor de $58.

Cabe mencionar que aunque la mansión aún tiene vestigios del incendio que padeció durante el ataque presuntamente financiado por el cartel de Cali.

Muchos de los espacios ahuecados o dañados no sólo se deben a la descomposición natural del lugar, sino que existe una leyenda de que el narcotraficante dejó una fortuna escondida en el lugar y que diversas personas han tratado de encontrar.

Fuente: La Opinión

Redaccion
Redaccion
Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad, es por eso que si deseas citar o reproducir total o parcialmente este artículo te pedimos que añadas un enlace de vuelta a este sitio web.