Skip to content

La Iglesia rompe el silencio sobre caso de pederastia en Táchira

Admite que el caso estaba bajo investigación

El caso de pederastia en Táchira que terminó con el asesinato del sacerdote Jesús Manuel Rondón pica y se extiende. Monseñor Mario Moronta rompió el silencio.

El Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Monseñor Mario Moronta, rompió el silencio este martes 28 de enero sobre el caso de pederastia que persigue a la Iglesia Católica, que llevó según el Ministerio Público al asesinato del sacerdote Jesús Manuel Rondón.

El representante eclesiástico, quien asistió a una entrevista en el programa “Vladimir a la 1”, comenzó refiriéndose a las cifras de casos en el país que refirió son muy pocos, comparados a los que existen en otras profesiones.

“Eso es un hecho lamentable que repudiamos antes que suceda. Puedo decir una cosa que la gente desconoce, ciertamente hay sacerdotes que han cometido este delito. Pero la gente no sabe que en las estadísticas no son los sacerdotes los que salen con más casos de pederastia”, dijo.

Refirió que en este tema específico y en cualquier otro, la Iglesia actúa de manera rápida, con el fin de que no se manche la figura religiosa que tiene más personas buenas trabajando por el bien ciudadano.

Declaraciones de Mario Moronta sobre caso de pederastia en Táchira

“Sostengo una cosa, el hecho de que un solo sacerdote lo haga ya es suficiente. Lamentablemente ha existido este caso con este sacerdote. Nosotros recibimos los testimonios, se verifica todo. Hay un proceso administrativo y luego penal. Todos estos casos pasan a la santa sede y en este caso ya lo hubo”, agregó.

Al mismo tiempo, lamentó que desde las instituciones venezolanas lideradas por el chavismo no tuvieran cierta “discreción” con el hecho, que tiene una connotación pública de carácter delicado.

“Si el Fiscal de la República sabía todo esto no tenía porque difundirlo así. Mientras exista una averiguación se tenía que hacer con la debida discreción, no digo que se deba ocultar, digo que se tenía que tener discreción”, añadió.

Monseñor Moronta por último quiso aclarar a la colectividad venezolana que sobre este caso han actuado con total seriedad y que de ser necesario asumirá cualquier responsabilidad.

“Nosotros no hemos encubierto a nadie, ni lo vamos a hacer. Decir que no hemos tomado con seriedad este asunto no nos asusta. Si yo no hubiera enfrentado el problema por este u otros casos le ofrezco al Papa mi renuncia”, cerró.

Fuente: La Patilla