Skip to content

La vida de El Gordo Mathías: De caballero a psicópata

No hacia cambios de apariencia o rutina

La vida de Mathías Enrique Salazar Moure, conocido como El Gordo Mathías, era de apariencia caballerosa, aunque escondía un psicópata.

Quienes conocían a El Gordo Mathías lo describen como un hombre amable, quien llevaba siempre una misma imágen física: el cabello largo hasta los hombros, y ropa de color negro con zapatos casuales.

La vida de El Gordo Mathías

A Mathías Salazar también se le conocía como el señor Guido, quien entraba y salía con frecuencia de los edificios del Conjunto Residencial Los Mangos, algunas veces asistía a las reuniones de condominio, pero mostraba poco de su vida personal.

“Cuando yo hablaba del señor Guido, la gente me preguntaba por él, yo solo decía ‘el señor altote, el que viste siempre de negro’”, comentó una vecina.

A muchos les llamó la atención que para algunos se hacía llamar Mathías y para otros Guido, aunque siempre mantenía su apellido.

Los vecinos creían que estaba casado con la mujer de la torre D, con quien tuvo una hija a quien siempre vieron que llevaba a la escuela.

Vida de El Gordo Mathías
Los apartamentos de sus víctimas estaban uno frente al otro.

Sin embargo, justo frente al balcón de ese apartamento, en la torre C visitaba a diario otro apartamento, donde se pensaba que vivía alguna amante, aunque solo escuchaban de ella algunos ruidos.

Se trataba de Morella, quien presuntamente estuvo 31 años secuestrada por Mathías, y vigilada desde el apartamento que estaba en frente.

Aparentemente su trabajo estaba ligado al ramo de la seguridad, al parecer con frecuencia ofrecía personal de este tipo para el cuidado de los estacionamientos, cámaras de seguridad y otros equipos que supuestamente provenían de EEUU, Japón o China.