Skip to content

Se queda dormida en el avión y el pasajero de al lado le hace vivir un horror

Agresión sexual en pleno vuelo

Tia Jackson vivió momentos de angustia al sufrir una agresión sexual cuando se quedó dormida en un avión de Spirit Airlines en EEUU.

La joven denunció que fue víctima de una agresión sexual a bordo de un avión de la aerolínea Spirit Airlines. Los hechos ocurrieron este martes en un vuelo que cubría la ruta entre Atlanta (Georgia) y Detroit (Míchigan), informa The Washington Post.

Agresión sexual en un avión de Spirit Airlines en EEUU

Tia Jackson, de 22 años, viajaba junto a una amiga y ocupó el asiento del medio, mientras que en el asiento del pasillo se encontraba un hombre desconocido.

Jackson se había quedado dormida dándole la espalda al sujeto, cuando sintió que la estaba tocando. Inicialmente la joven pensó que se trataba de un roce accidental, pero después ella sintió la mano del desconocido dentro de la parte posterior de su pantalón.

La pasajera se paró, recriminó al presunto agresor y lo notificó a los asistentes de vuelo, quienes propusieron a la chica cambiarse de asiento. Tia se negó al considerar injusta la propuesta, ya que ella no había hecho nado malo.

Ninguno de los involucrados en ese incidente fueron reubicados y el avión aterrizó sin contratiempos en el aeropuerto de Detroit.

La respuesta de Spirit Airlines por el abuso a una pasajera

La joven habló con el piloto mientras bajaba de la aeronave y este le sugirió que hablara con un agente de seguridad en el aeropuerto. Jackson afirma que se sintió ignorada y maltratada por la aerolínea, que no tomó ninguna medida contra el agresor.

“Nos tomamos en serio este reclamo y estamos en contacto directo con la pasajera. Agradecemos a nuestra tripulación su asistencia rápida y profesional para abordar la situación”, señaló por su parte la compañía aérea en un comunicado.

“Nuestros auxiliares de vuelo se enteraron del presunto incidente 18 minutos antes del aterrizaje (…) La tripulación de cabina quería reubicarla a ella, y no a él, porque el movimiento lo habría dejado con un asiento vacío en un lado y un pasillo en el otro”, añadió.

Spirit Airlines también indicó que cuando Jackson se negó a cambiar de asiento, el aterrizaje era inminente y todos debían sentarse como lo exige la ley. La Policía ha iniciado una investigación, y Jackson espera que tanto el agresor como Spirit Airlines paguen por el incidente.

Fuente: Actualidad RT