Skip to content

Terrible confesión de un venezolano que mató a dos peruanos

orinó en la entrada de su negocio y luego los asesinó

Un venezolano asesinó a sangre fría a dos peruanos luego de orinar en la entrada del sitio de trabajo de sus víctimas y confesó el crimen.

Un extranjero asesinó a balazos y cuchilladas a dos hombres el pasado martes 14 de enero en la avenida Canta Callao, en el distrito de San Martín de Porres (SMP). El sospechoso reconoció que cometió delito después de varias horas de que fue detenido.

Venezolano asesinó a dos peruanos y confesó el crimen

El venezolano Jesús Aranda Villegas confirmó ante los agentes División de Homicidios de la Dirincri PNP que todo comenzó porque él se puso a orinar al lado del taller de planchado y pintura de autos en el que trabajaban las víctimas.

Cuenta que uno de los hombres se acercó a reclamarle, generándose una discusión entre ambos. Segundos después aparecieron más compañeros del mecánico, por lo que el extranjero decidió retirarse al verse superado en número, sin embargo, amenazó con regresar para tomar venganza.

“Yo me cuadro y me agarra. Nos estamos dando (golpeando) los dos y derrepente llegan otros porque me vieron con una piedra en la mano y me la quitaron y me empezaron a dar. Fue allí que yo me puse así (se cubre con las manos), en el piso me pateaban”, narró a la Policía.

Terrible confesión de un venezolano que mató a dos peruanos
Venezolano confesó ante las autoridades.

Aseguró que les disparó cuando ellos lo atacaron

Asegura que en un arranque de cólera fue hasta la habitación que alquilaba, ubicada a pocos metros de la mecánica, y sacó una pistola que compró apenas llegó al Perú, hace siete meses. Dice que nunca tuvo la intención de acabar con la vida de sus rivales, solo quiso intimidarlos por lo que había pasado anteriormente.

“Yo no les quería hacer nada, yo solo los quería asustar, pero ellos se me vinieron encima y disparé 4 veces. Después me fui”, dijo el sujeto, quien además confesó que en su país ya había manejado armas de fuego y que tras cometer el crimen botó el arma.

El asesino fue intervenido junto a otros tres ciudadanos venezolanos en una mototaxi, sin embargo, él ha dicho que hizo todo solo. Esta versión es investigada por la Policía, pues según testigos, este criminal actuó en complicidad con uno de sus compatriotas.

Fuente: La República