Conectate con Nosotros

Noticias de Actualidad

Viajar con tus hijos a veces suele ser una completa odisea, la idea de tener que armar un viaje familiar a veces puede tornarse estresante y solemos terminar rindiéndonos a la idea de darnos un merecido descanso. Esta vez hemos preparado una lista bien detallada sobre cómo prepararte para unas increíbles vacaciones de verano con […]

¡Atención padres! 13 consejos para viajar con tus hijos este verano

Publicada

el

Publicado por EP Mundo
viajar con tus hijos
Viajar con tus hijos puede estrechar el vínculo familiar disfrutando de los momentos juntos. FOTO: Google

Viajar con tus hijos a veces suele ser una completa odisea, la idea de tener que armar un viaje familiar a veces puede tornarse estresante y solemos terminar rindiéndonos a la idea de darnos un merecido descanso.

Esta vez hemos preparado una lista bien detallada sobre cómo prepararte para unas increíbles vacaciones de verano con tus peques y pasarlo genial en familia.

14 consejos para viajar con tus hijos en este verano

1. Dejar el miedo (y otros trastos inútiles) en casa

Nuestro primer consejo a otros papás viajeros primerizos es que dejen los miedos en casa y además del miedo, hay que ser prácticos y no cargar con muchos trastos que parece que son necesarios y que luego no los son, o que resulta que se pueden comprar en el destino. Lo mejor es viajar con lo justo para ir lo más cómodos en nuestros desplazamientos. Ojo, de lo que no hay que olvidarse es del seguro. No olvides contratarlo.

2. Anticiparse es fundamental

Todos los años después de disfrutar de nuestras vacaciones ya estamos pensando en el nuevo destino para el año siguiente y, a principios de año (como muy tarde), ya tenemos los vuelos comprados.

Planificar con antelación es todavía más imprescindible si se viaja con bebes o niños.

3. Inspirarse, documentarse, hablar del viaje

Para decidir el destino hay que darle vueltas. Madurarlo. En realidad, es un ejercicio muy recomendable para unir a la familia. Sentarse a la hora de cenar y explicar lo que cada uno ha investigado (blogs, webs, noticias, redes sociales…), lo que apetece, lo que no, curiosidades.

Lo primero que hay que hacer es organizar los días libres o de vacaciones y es cuando la mamá empieza a bombardear con posibles destinos, así que al papá le toca poner cordura al asunto decidiendo el que mejor se ajusta valorando los pros y los contras como la distancia, los días que podemos estar en cada sitio teniendo en cuenta que no es lo mismo viajando con un bebé que cuando viajaban solos.

4. Buscar lo más barato posible

Una vez tenemos el destino consensuado (cuando los niños crezcan, es interesante que también participen en la decisión), toca hacer las reservas, comparando primero los mejores precios de vuelos, alojamiento e incluso valorando algún paquete vacacional económico. Hay que intentar siempre que el viaje salga lo más barato posible para poder viajar con tus hijos en las condiciones más óptimas.

Es alucinante como dedicándole tiempo a la búsqueda puedes encontrar el mismo viaje a precios radicalmente distintos. Vuelve a ser tarea de la mamá hacer las reservas al igual que hacer las mochilas, Jorge el último día se hace la suya; las chicas ya las tenemos listas como mínimo una semana antes.

Para búsqueda de vuelos recomendamos: Skyscanner y Momondo, y para hoteles comparamos la mejor oferta en Trivago. Para viajes inesperados aprovechamos las mejores ofertas del mercado que ofrece Travelzoo.

5. Para volar con un bebe, paciencia

viajar con tus hijos

Viajar con tus hijos pequeños en un avión es posible si te organizas y anticipas todo lo que se pueda presentar durante el vuelo. FOTO: Google

Hasta los dos años los niños no pagan asiento, por lo que irán en brazos. Si es un viaje largo, con suerte te darán una cuna, siempre que la solicites en el mostrador de facturación antes que otras familias o que alguien decida pagar más por esos asientos. Así que si no la consigues, tendrás que sobrevivir las horas de vuelo con el bebé en brazos.

El mejor consejo que te puedo dar es tener paciencia y aprovechar para que duerman, de ese modo, al mismo tiempo, tu también descansarás. Hay que ir provistos de leche y comida, y aunque en el avión te pueden facilitar algún potito, no confíes demasiado porque no siempre los tienen disponibles a bordo.

6. El mejor mes para vacacionar en verano es: septiembre

Hay que intentar evitar el mes de agosto para viajar. Ya sé, mucha gente dirá: imposible. Lo doy como un consejo simplemente. Si no tienes flexibilidad, pues tendrás que adaptarte, claro. Nosotros intentamos evitar agosto, por lo que ya se sabe: más gente en todos lados, precios más altos, clima muy caluroso.

El mejor mes para viajar es septiembre, a pesar de que sabemos que en unos años, cuando los niños comiencen el colegio, se nos acabará el chollo, y entonces nos tocará amoldarnos a ellos y entonces procuraremos escoger finales de junio y principio de julio o finales de agosto y principios de septiembre. Mediados de septiembre es uno de los momentos del año en lo que todo está más barato. Es cuando el turismo de verano se desinfla y, en consecuencia, los precios.

7. La duración ideal del viaje son dos semanas

Está claro que te fascina viajar, pero hay que pensar también en el bebé o en los niños. Seamos sinceros, siempre exprimir todas las vacaciones de verano al máximo, pero es verdad que estar fuera más de 20 días en un país lejano y con niños se acaba haciendo un poco pesado.


Eso sí, también hay que elegir bien cuantos días estar en cada sitio porque con niños se necesita más tiempo para ver las cosas ; por cierto, es muy importante tener en cuenta los transportes, que las distancias no sean muy largas y pesadas para ellos.

Conclusión : 15 días (dos semanas) puede ser un número razonable para disfrutar del viaje sin cansarse, pero si el destino es de playa o relax, si que puede convenir añadir más días ya que incluso vendrán geniales para volver con las pilas cargadas.

8. Recomendamos Japón para viajar con bebes

Como destino internacional y primer contacto con Asia nuestro consejo sería viajar a Japón. Sin dudarlo. Estamos hablando de un país muy preparado para ir con bebés, no sólo por la limpieza, también por la simpatía y la educación de los japoneses.

Todo está muy bien organizado, en cualquier templo tienes cambiadores e incluso en algunos salas de lactancia donde puedes calentar los biberones y la comida. En los baños públicos frente al WC encontrarás una trona para poder entrar al aseo junto con tu bebé: por lo visto es muy común que las madres hagan porteo, por lo que tener esta opción en los baños facilita mucho las cosas.

9. O Canadá, o Azores, o el Interrail…

Pero si quieres cruzar el Atlántico y no pasar excesivo calor: Canadá es una buenísima opción. Ah, y si te gusta viajar en tren, hacer un Interrail explorando Europa es fantástico. Puedes elegir solo un país y recorrerlo con un pase One Country o elegir el Global Pass y visitar todos los países que queráis. ¿A qué niño no le encanta subir en un tren? Se trata de una forma cómoda y divertida para conocer nuestro continente en familia y ¿sabes lo mejor?… para los niños menores de 11 años es gratis.

10. Potitos, restaurantes italianos y apartamentos con cocina

Nuestra niña con un año y poco dejó de comer potitos, que era la forma más fácil de alimentarla durante el viaje, puesto que en cualquier lugar se encuentran o incluso se pueden llevar en la maleta. Ahora está acostumbrada a comer casi de todo, y si no recurrimos a los infalibles : ir a restaurantes italianos o hamburgueserías, tampoco nunca fallamos con el arroz.

Y si en nuestro viaje podemos disponer de una cocina, mejor (a veces vale la pena considerar alquilar apartamentos, ya que en ese sentido puede encajar mejor que el hotel). La verdad es que un poco de comida casera y preparar algunos tápers para pasar el día descubriendo la ciudad es muy cómodo para el bebé.

11. Un truco para reservar habitación de hotel

Generalmente nos gusta alojarnos en hoteles porque tenemos todo hecho y limpio, pero si que es verdad que en un viaje largo, a mitad de las vacaciones, siempre consideramos reservar algún apartamento o apartahotel para retomar unos días la saludable y nutritiva gastronomía del papi (y de paso ahorrar un poco) y poner alguna que otra lavadora.

Los hoteles que buscamos siempre son habitaciones amplias con baño propio y si tienen comodidades para los peques, mejor, aunque no es nuestro requisito esencial. Lo que sí valoramos mucho es que tenga buena puntuación, ubicación y buen precio.

Si nuestro pequeño todavía puede dormir con nosotros en la cama o utiliza cuna, a la hora de buscar el hotel nunca pongas 2 adultos y un niño, no especifiquéis porque saldrán las habitaciones triples y normalmente son más caras.

Busca siempre para dos adultos y lee las condiciones del alojamiento para niños que normalmente pondrán que los menores de dos años pueden alojarse gratis en cunas o menores de cierta edad pueden alojarse gratis usando las camas existentes. Si necesitas una cuna, solicítala al reservar en comentarios, además puede que les concedan una habitación más espaciosa.

12. Compartir, compartir, compartir

Una de las experiencias más estimulantes de los viajes es poder compartirlos con los demás. Antes lo hacías al regresar a casa, con la familia y los amigos. Ahora lo haces también durante el viaje y con gente que comparte tu pasión.

13. Viajar con niños es un esfuerzo que siempre vale mucho la pena.

viajar con tus hijos

Viajar con tus hijos es un esfuerzo que siempre vale la pena y que a todos les dejará increíbles recuerdos. FOTO: Google

Lo mejor de todo el esfuerzo es ver como se emocionan los peques tanto como nosotros al conocer nuevos lugares.

Tal vez el inconveniente más pesado es que tienes que ir a su ritmo, al del bebé, es muy normal que no haya tiempo de ver todo lo planeado y cambies los planes por visitar parques infantiles, pero es que verla disfrutar y jugar compensa totalmente ese esfuerzo. Te da más vida. Siempre habrán inconvenientes, es verdad, cuenta con ellos.

blank

Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad, es por eso que si deseas citar o reproducir total o parcialmente este artículo te pedimos que añadas un enlace de vuelta a este sitio web.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

¡Atención padres! 13 consejos para viajar con tus hijos este verano

Send this to a friend